El presidente de la Autoridad Portuaria de Málaga, Carlos Rubio, celebró el primer Consejo de Administración del ente público desde su nombramientoel pasado mes de marzo.

El encuentro comenzó con la presentación del últimoinforme de gestión, destacando el resultado del tráfico portuario durante el primer trimestre de 2019. Entre los meses de enero y marzo, el Puerto de Málaga movió 731.109 toneladas, lo que supuso un incremento del 6,4% en relación al mismo periodo del año anterior.

En su informe, Rubio destacó la evolución del tráfico de mercancías, siendo muy relevante la actividad de contenedores, con un aumento del 168,7% (49.398 toneladas frente a 18.384 toneladas en el mismo periodo de 2019).

Por su parte, la importación y exportación de vehículos nuevos alcanzó un movimiento de 19.462 unidades, lo que supuso un aumento del 14,5%.

El tráfico de graneles líquidos, principalmente por el movimiento de aceite, se vio ampliamente incrementado en los tres primeros meses del año, con un movimiento de 23.190 toneladas frente a las 10.367 toneladas del mismo periodo del año anterior. Sin embargo, disminuyó el tráfico de graneles sólidos en general, aunque el movimiento de pienso y forrajes experimentóun importante aumento con un movimiento de 54.100 toneladas entre los meses de enero y marzo.

Por su parte, el movimiento de 126.946 pasajeroscorrespondiente tanto a las líneas de crucero como a la conexión Málaga-Melilla supuso un incremento del 14,5% en relación al mismo periodo del año anterior.

Una de las cuestiones más destacadas en el Consejo de Administración de Autoridad Portuaria corresponda la desestimación de la solicitud presentada por Atracciones MA, S.L.U para la continuidad de la actividad de la noria-mirador del puerto en su ubicación actual: la propuesta de concesión por unperiodo de 3 años solicitada por la compañía condicionaría la ejecución del proyecto desarrollado en la zona de Muelle Heredia, el cual viene reflejado en el Plan Especial del Puerto.

Además, el Consejo de Administración de Autoridad Portuaria aprobó la realización de un Concurso para ejecutar la última fase del proyecto de ‘Recarga de arenas en la playa de San Andrés, que tiene como objetivo la aportación de 36.000 m3 de arena, de procedencia marina o terrestre, en base al estudio realizado en 2016 por el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria, un centro de reconocimiento nacional e internacional en el ámbito de la investigación científico-tecnológica.

Este documento, denominado “Evolución y condiciones actuales de estabilidad de la playa de San Andrés y propuestas de líneas de actuación”, permitió conocer el estado de la línea de costa, así como el volumen de aportación de arena necesario para la estabilización de la misma. El estudio considera que la aportación de arena debe ser de 55.000 m3, de la que ya se aportaron 19.000 m3 en 2018.

Previo a la adjudicación de estos trabajos, la Autoridad Portuaria realizará un trasvase de 5.000 m3 de arena a corto plazo, que comprende 260 metros de línea de costa desde la zona noreste colindante al espigón del puerto en dirección a calle Princesa, con el objetivo de mejorar la temporada de baño en el presente ejercicio. Además, se estudiará la arena de la playa Las Acacias en Pedregalejo, así como lacomposición del material de sedimentación de la desembocadura del o Guadalmedina para analizar suposible idoneidad.

La actuación completa permite configurar una línea de costa estable y sostenible, dada la amplia demanda de la playa respetando, además, la configuración del paseo marítimo y los servicios públicos existentes en la zona.E